Süpermen dönüyor (Kun Tulgar, 1979)


Aka:
Superman turco
Director:
Kun Tulgar
Guionista:
Kunt Tulgar
Casting:
Tayfun Demir (Süpermen/Tayfun), Güngör Bayrak (Alev), Esref Kolçak (Profesor Hetin), Yildirim Gencer (Ekrem), Nejat Özbek (Haydar), Reha Yurdakul (Tayfun's Earth Father)
País:
Turquía
Compañia:
Kunt Film


Gran película turca; impresionante, indescriptible y trepidante. La versión turca de Superman. A primera vista, los créditos iniciales del film están plagados de sorpresas: podemos observar unas bolas de engalanar árboles de navidad de diferentes colores, que representan el universo, con eso ya empezamos a ir bien y a encontrar esos detalles imaginativos tan característicos y sorprendentemente cutres del cine turco, luego un trozo de cartulina con unas letras de cartón donde pone Superman, entonces ya nos empezamos a encontrar en nuestra salsa, y a percibir la genialidad de los creativos turcos especializados en créditos.


La casa donde vive en Tayfun, es una especie de 'chabola' o casita de campo humilde y sencilla en las afueras de la capital, una cosa muy simple, vamos. La clásica casa pobre estilo 'Callejeros'.
El padre y la madre, sobre todo la madre, con un pañuelo en la cabeza, faldas, calcetines y alpargatas, rompe todos los prototipos de modernidad, con una elegancia impropia. La escena del padre preocupado antes de decirle a Tayfun que no es su hijo, sentado en una cama turca, con la camisa de ir por el campo, medio lloroso, es costumbrista al 100% y envidia del cine 'neo-realista' italiano de los 50's en su máximo esplendor.


Tayfun, tiene un parecido impresionante con Mortadelo, hasta el punto de pensar uno, que se insiparon en el personaje de cómic de F.Ibañez, para el personaje del superhéroe.
La trama, aunque no lo parezca, está bastante bien, no entiendo como en Hollywood no tuviera un lugar, para el Oscar al mejor guión extranjero, si es que existe tal galardón, o a la mejor película extranjera, por no hablar de los efectos especiales, claro está.



Ahora bién, lo mejor de la peli, como hemos comentado anteriormente, son los efectos especiales. La primera vez que la ví, estuve así como media hora sin parar de reir, y sin exagerar. La escena del primer vuelo de Supermen, sobrevolando Estambul es tremenda. Tomaron un Click de Playmobil, y lo colgaron con unos hilos, y allí tenéis en Superman, sobrevolando la gran ciudad turca. Con unos efectos especiales de tal magnitud, uno no puede dejar de pensar, lo avanzados que estaban los turcos en el tema de los especial effects por allá los 80's.


También hay que recalcar, el papel de la banda sonora de la peli, sí, lo habéis acertado, es la misma que la del original Superman, es extraño ver como Tayfun le confiesa a Alev, su amor, en la oficina cutre donde trabajan, con la canción romántica del film original de fondo.


Ah, que no se me olvide, el padre de Superman, es el 'Cunyao', en su etapa turca, secreto éste,
descubierto por fuentes próximas a Infra-films.


Ya conocemos las imitaciones turcas, son bastante cutres, caseras, con grandes dosis de voluntad, pero con los detalles, muy poco cuidados, desde los decorados, pasando por los diálogos, e incluso, con el tema de la música, pero hay un detalle, uno solo, que vale la pena por todos: La escena de la 'Guillotina con cinta transportadora'. Yo siempre había visto, en las pelis de la Revolución francesa, las guillotinas estáticas de toda la vida, la típica, pero en esta escena, hay una cinta transportadora, y al final, la guillotina (la verdad es que recuerda mucho a las máquinas ingeniadas por el pingüino para acabar con Batman y Robin en la serie del 66). En la citada escena, podemos ver a Superman estirado y medio aturdido en la cinta, a punto de ser guillotinado, y el detalle en cuestión: la inmundicia, suciedad, mugre, mierda que corroen los calcetines de Superman. La escena es aterradora, y puede herir la sensibilidad de muchos de vosotros. No es recomendable verla mientras comáis, y si lo hacéis, vosotros mism@s.


Otros detalles infames de la película: las calles, están hechas un asco, llenas de basura por todas partes, sin barrer, descuidadas, pero no por especificidades del guión, sino que es que se nota que las calles eran así; los coches, sobre todo el coche de Alev está totalmente destartalado, con la pintura hecha caldo, la chapa corroída. Sobre las aceras, destrozadas.


La imagen de Turquía, en este filme, queda por los suelos, lo que no debía importar mucho al director Kunt Tulgar. Sabemos que Turquía es un país en vías de desarrollo, y más en aquella época, pero de ahí a mostrarlo abiertamente, en una peli de superhéroes, pues, la verdad, es infamia pura, digna de los mejores infra-films de la historia.
En definitiva, un clásico de la 'serie-X'? que no podéis dejar de ver.

Reaccions: 

0 Response to "Süpermen dönüyor (Kun Tulgar, 1979)"

Publicar un comentario