O Estranho Mundo de Zé do Caixão (José Mojica Marins, 1968)


AKA:
El extraño mundo de Ze Do Caixao / The Strange World of Coffin Joe
DIRECTOR:
José Mojica Marins
GUIONISTA:
José Mojica Marins y Rubens Francisco Luchetti
CASTING:
José Mojica Marins, Vany Miller, Verônica Krimann, Paula Ramos, Esmeralda Ruchel
PAIS:
Brasil
COMPAÑIA:
Ibéria Filmes

Bueno, para empezar, decir que en éste pequeño recopilatorio de relatos cortos, Zé do Caixao se sale…
Para empezar, el director nos deleita con "El fabricante de muñecas". Un relato que empieza en un local, donde las chicas bailan un rock clásico en minifaldas y unas medias de malla muy provocativas. Se intuye que la carne y la perversión tendrán un papel importante en el relato, aunque en verdad, su papel es muy presente en todo el film, siendo estos dos pilares, los sustentos de la hora y media de metraje. Notable mención a la escena de la entrepierna de la chica que baila, intuyendo la carne bajo las medias.
En el primer relato, como iba diciendo, empieza en un local donde el mamoneo y el pendoneo son los protagonistas. Un grupito de rateros escucha una conversación muy jugosa. Resulta que oyen que hay un fabricante de muñecas que tiene una fortuna escondida en su casa. El secreto del anciano, es lograr una mirada en los ojos de las muñecas, poco común y muy real. Entonces los inocentes pájaros tienen la gran idea de ir a robar al pobre anciano. En ese momento piensas: pobre viejete, que no le pase nada a él y a sus hijas. Luego aparecemos en la casa del viejo, que junto con sus cuatro hijas, una rubia, dos morenas y una pelirroja, montan muñecas, al mismo tiempo que te preguntas: ¿Dónde coño está la fábrica? pues ves como una repeina una muñeca, otra mueve los bracitos, otra espatarra otra muñeca, pero no ves el proceso de montaje, con lo cual, la credibilidad la dejas de lado para seguir con el infame film.

De repente ves a los ladronzuelos que aparecen en escena, dispuestos a robar al anciano. Después de preguntarle e interrogar al anciano a propósito de donde está el dinero, y de no recibir la respuesta deseada, apuñalan al viejo, para luego dedicarse a violar a sus hijas (en ese momento te planteas que en el fondo, los tipos prefieren violar que robar), pero en ese momento, te das cuenta de que algo no marcha bien… las caras de las hijas no son normales y sus miradas son más que inquietantes. Y claro, al final, resulta que todo es un anzuelo para atraer 'primos' a su casa para sacarles los ojos y crear más muñecas.
La historia, es muy buena, pues hasta el final, no te haces a la idea de lo majadero que está el anciano y sus cuatro hijas (¿?), girando la trama por completo, y mostrando el verdadero mal, allá donde creíamos que existía, dulzura y amor, recuérdese la escena del padre besando a dos de sus cuatro hijas, diciéndoles: -Venga niñas, ya hay suficiente por hoy…

La siguiente historia da una vuelta de rosca más, y nos sumerge en el mundo de la necrofilia, sí, amigos, así de simple. La historia nos cuenta la corta vida de una joven que vive su vida felizmente, mientras un inquietante vendedor de globos la espía debajo de su casa. Las escenas picantes, vuelven a relucir sin pudor alguno, y el globero, bajo el hogar de la joven, se pone tierno, intuyendo entre sombras, el cuerpo desnudo de nuestra efímera protagonista. Un día, yendo de compras, ésta, pierde una caja de zapatos. Entonces, vemos al vendedor de globos, algo chalado, como lo recoge y tiene la intención de devolvérselo, corriendo como un poseso medio cojo, aunque no llega a tiempo, viendo como ella toma un taxi y se larga…
Entonces, intuimos como el globista, va siguiendo la joven para devolverle los zapatos, día a día, pero no logra encontrar un buen momento, pues ella, no para de quedar con su novio, y claro, el vendedor se queda cortado, día sí, día también. Finalmente, llega el día en que la pareja de mozuelos (la joven y su noviete)se casan, y estando el vendedor de globos, observando la boda y todo, ve como una amiga de la pareja, celosa de la joven, logra llegar hasta lo alto de las escaleras de la Iglesia, y apuñala a la novia. Entonces piensas que el relato llega a su fin, pero no, es cuando, y durante el entierro, empiezas a concluir el final, sin llegar a creer lo que posiblemente, pueda llegar a pasar… si amigos, el globero espera a que todos se larguen del nicho, para entrar y violar a la muerta, eso sí, sin dejarse de ponerle los zapatos que encontró… bonito detalle, éste, por parte del globero…
Este relato, no me queda claro, y tan solo veo un anormal violando una joven muerta. Quizás nos quieran hacer entender al loco con el gesto de los zapatos, o simplemente sean escenas gratuitas de sadismo sin fondo alguno, cosa por otra parte que concluyes, en cuando ves el último relato.

Finalmente, llegamos al relato más escalofriante, si cabe: "Ideología": El relato en el cual aparece Ze, el enfermo. El 'notario' está para el arrastre, y en esta ocasión, el sadismo gratuito supura por todos los poros de nuestra pantalla.
Resulta que Oaxiac Ódez (Ze… para entendernos…) se nos aparece rodeado de periodistas, durante un programa de televisión, hablando de sus tesis, que no son más que la idea de que todo el mundo se mueve por interés, creyendo que el amor es amor, cuando realmente se trata de una simple necesidad de atracción y/o complementación del ser, en resumen, la victoria de lo material sobre lo espiritual. Ante tal despliegue de Filosofía del sadismo y demencia (acabas creyendo que el director y Ze, realmente, están mal de la cabeza), uno ya empieza a hacerse una idea de lo que esconde el profesor Ódez en su desván. Una vez, concluido el curioso programa de televisión, uno de los entrevistadores, el más escéptico quizás, lanza el guante al profesor para que le muestre pruebas físicas de sus teorías. El profesor chiflado no duda en recogerlo. Al poco tiempo, el periodista y su mujer, se presentan en casa del chiflado doctor, y son testigos de los experimentos de Ódez. Estas secuencias, a cual la más retorcida, asombra en un principio, al periodista, que decide irse, pero el profesor no los dejará marchar, entonces, en ese preciso instante, ya sabes como acabará la película. Un torbellino de escenas sádicas, pasan ante nuestros inocentes ojos, escenas gratuitas de ketchup, látex y uñas de medio metro. Infamia en su más grande esplendor. Chorros de sangre aguada, látex primitivo, carne en bragas y taparabos, Salsa de tomate y la idea de dar rienda suelta al sadismo, por querer ser más guay que el vecino. Bueno, este relato, para mí, es el más flojo en cuanto a suspense, pero es el más macabro, luego del necrológico.

Personas, supuestamente cuerdas, acabando, por comerse a moribundos y torturados personajillos. La idea es simple: el sacrificio de un ser para alimentar a otros…
No cuento el final del periodista y su mujer, pues prefiero que cada uno saque sus propias conclusiones, fruto del previo visionado, claro.

En resumen, quizás la más flojilla del ciclo para mí. Aunque entretenida, al final ,te cansas de más de lo mismo.

happyman

Reaccions: