À Meia-Noite Levarei Sua Alma (José Mojica Marins, 1964)

AKA:
A medianoche me llevaré tu alma / At Midnight I'll Take Your Soul
DIRECTOR:
José Mojica Marins
GUIONISTA:
José Mojica Marins y Magda Mei
CASTING:
José Mojica Marins, Magda Mei, Nivaldo Lima, Valéria Vasquez, Ilídio Martins Simões
PAIS:
Brasil
COMPAÑIA:
Indústria Cinematográfica Apolo

"À Meia-Noite Levarei Sua Alma" es la primera película en la que aparece el personaje del enterrador Zé do Caixao, una persona desagradable y huraña, totalmente descreida y que no duda en pasar por encima de cualquiera que se interponga en su camino por conseguir lo que desea. José Mojica Marins da vida a un personaje iconoclasta y blasfemo que se burla de las creencias de todo el que le rodea y que no duda en provocarles comiendo carne delante de una procesión religiosa en viernes santo. Qué jefazo.

Zé desea tener descendencia y su pareja Lenita no puede dársela. Así que elige a Teresinha, la novia de su amigo Antonio y no cesará hasta conseguir poseerla. Comienza matando a Lenita, provocando las sospechas de la comunidad y de Teresinha. Más tarde asesina a Antonio ahogándolo en una bañera y ya, sin estos dos obstáculos, decide forzar a Teresinha llevándole un pajarillo como regalo. La escena de la violación, centrándose en el pajarillo aplastado en la mano de Teresinha, es uno de los momentos más interesantes de la peli. Al día siguiente, la muchacha aparece muerta tras ahorcarse y después de amenazar a Zé con volver a por su alma. El discurso de éste en el cementerio provocando a los muertos es acojonante, con un Mojica Marins cargado de histrionismo y exageración creando un ambiente sombrío muy logrado.

El pueblo señala a Zé como culpable de las muertes, pero este sigue negando la evidencia y campando a sus anchas riéndose y despreciando a los lugareños. Este quizá es uno de los puntos flacos de la historia. El gran temor que tienen al personaje de Zé do Caixao, que vale que es un durezas, pero le pillan entre tres garrulos del bar y le ponen fino, creo yo. En este punto va a buscar al doctor de la villa, que pretende acusarle de asesinato. En su casa, Zé le hace un piquete de ojos y le quema vivo.

El cruel sepulturero se mea en la gente del pueblo y les sigue vacilando en el bar durante el día de los muertos. En esto que llega una forastera buscando la casa de su tía,que está pasando el cementerio y pregunta si alguien le puede acompañar. Todo el mundo se hace cacota y solo Zé do Caixao se ofrece a llevarla, mientras se mofa de las supersticiones locales. Así, mientras van hacia la casa de la tía de la moza, se cruzan con una bruja que le relata a Zé lo que le ocurrirá esa noche y como los muertos volverán a llevarse su alma. Éste la manda a cagar y le dice a la bruja que se peine y que le deje en paz. Una vez deja a la chica en la casa, piensa que ella podría ser la mujer que anda buscanda y se plantea volver a verla para plantarle sus semillitas escrotales. De vuelta, Zé do Caixao comienza a vivir todo lo que le relató la bruja y ve como Antonio y Teresinha vuelven del más allá para cobrarse su venganza en la medianoche.

A mi esta peli me gusta mucho, tiene muchas carencias y poco presupuesto, pero es que el personaje de Zé do Caixao, un vividor total que hace lo que le sale de los güevos y se caga en todo el mundo me parece brutal. La historia no es muy original, pero el personaje te engancha con su discurso directo de total descreimiento. La atmósfera que logra Mojica en blanco y negro está muy lograda y quizá se echen en falta algún efectillo más currado, pero bueno, que le vamos a hacer, estamos hablando de Brasil en los '60.

Reaccions: