Gojira tai Megaro (Jun Fukuda, 1973)

AKA:
Godzilla VS. Megalon
DIRECTOR:
Jun Fukuda
GUIONISTA:
Jun Fukuda, Takeshi Kimura
CASTING:
Katsuhiko Sasaki, Hiroyuki Kawase, Yutaka Hayashi, Robert Dunham, Kotaro Tomita.
PAIS:
Japón
COMPAÑIA:
Toho Company.

Resulta que bajo tierra existe una civilización llamada Seatopia que está hasta los cojones de que los países de la superficie hagan pruebas nucleares. Asi que se cansan y deciden mandar a Megalon, un monstruo con pinta de cucaracha y feo con avaricia, a destruir un poco lo de arriba y acabar con la humanidad. Esta es, a grandes rasgos, la trama de la peli. Por otro lado, están un inventor, su hermano pequeño y un colega de estos. Por lo visto el inventor este, ha desarrollado un robot superinteligente de tamaño humano llamado Jet Jaguar, y agentes de Seatopia entran en su laboratorio a robárselo. Se calientan los morros en unas peleas totalmente inenarrables y comienza la búsqueda del robot por parte del trío.

Megalon es una mala bestia que no para de joder cosas y encima es guiado por Jet Jaguar, que está controlado por los malos. Entonces, el inventor se acuerda de que tiene un collarcito que puede controlar al robot si está cerca de él. Se monta en un helicóptero con militares y convencen al robot para que vaya a La Isla de los Monstruos a convencer a Godzilla de que se enfrente a Megalon. Godzilla no aparece hasta el minuto 45 de la peli y cuando sale te das cuenta que han suavizado sus rasgos y que parece un peluche. Ahora Godzilla es bueno y va a salvar a la humanidad hostiándose con Megalon.


Pero, Godzilla como no vuela, tiene que ir a nado, y entonces Jet Jaguar se adelanta y se va calentando con Megalon. Aquí viene otra de las claves de la peli, porque el robot se "reconfigura" y se hace del tamaño de Megalon. Por otro lado, la cucaracha gigante ha llamado a un coleguita del espacio, Gigan, y cuando llega Godzilla se va a liar una pelea por parejas de veinte minutos que ni en Pressing Catch.


La película es lamentable. Para que andar con rodeos, pero tiene la esencia de la saga Godzilla, entretiene y siempre están pasando cosas. Los monstruos son horribles, empezando por el robot Jet Jaguar (que huele a Power Rangers que tira p'atrás), siguiendo por Godzilla y su cándida cara, y terminando por los malos Gigan y Megalon, que son feísimos y para nada creibles.


El trio protagonista, es pasable, no son muy odiables y solo se les puede tildar de flipadillos con su robot mierdero, sobre todo el niño. Además con la primera escena en el lago (una de las cumbres de la infamia cinematografica), se hacen de querer. Recomiendo la visión de esta primera escena y si quedan ganas del resto de la peli. No se hace larga.

Reaccions: 

Kingu Kongu tai Gojira (Ishirô Honda, 1962)

Imagen
AKA:
King Kong contra Godzilla
DIRECTOR:
Ishiro Honda
GUIONISTA:
John Beck, Bruce Howard, Paul Mason, Willis H. O'Brien, Shinichi Sekizawa, George Worthing Yates
CASTING:
Tadao Takashima, Kenji Sahara, Yû Fujiki, Ichirô Arishima, Jun Tazaki.
PAIS:
Usa / Japón
COMPAÑIA:
John Beck, RKO General Pictures, Toho Company.

La película comienza con un repeinado presentador de telediario que emite desde la ONU ¿?¿?¿? Una vez que ves esto, te haces una idea de lo que te va a deparar el resto de la historia. El presentador conecta con gente de aquí y de allá, mediante un satélite que da vergüenza ajena, para contar noticias trágicas cuyos protagonistas acabarán siendo Godzilla y King Kong. El saurio gigante es despertado por un submarino americano en el interior de un iceberg liándola parda y dispuesto a ir a Japón a liarla aún más. Y al gran gorila van a buscarlo dos notillas de Tele Tokio, llamados Sakurai y Kinsaburo, para una supuesta campaña de publicidad de unas bayas narcóticas ¿?¿?¿? En la isla, habitada por japoneses pintados de marrón, es reseñable el lamentable combate de King Kong con un pulpo gigante, con el que nunca comparte plano y al que le tira piedras que no le dan.


Imagen

Durante toda la peli solo acontecen calamidades provocadas por Godzilla y King Kong, y que serán perfectamente narradas por el presentador repeinado de la ONU y su cuadrilla de reporteros. A estos se suma el paleontólogo Arnold Johnson, con sus teorías científicas cogidas con pinzas, entre las que está que King Kong es más inteligente que Godzilla, y que por tanto son enemigos irreconciliables ¿?¿?¿?¿?. La empanada mental en este momento es de proporciones estratosféricas y es entonces cuando los dos monstruos se calientan los morros por primera vez. Godzilla wins, y King Kong huye con el rabo entre las piernas.

Imagen

Godzilla sigue arrasando con todo lo que pilla y en su camino se cruza la hermana de uno de los de Tele Tokio, llamada Fumiko. Sin duda el tipo de personaje que menos me gusta en el cine, ya que se pasa la mayor parte de sus apariciones tambaleándose, lloriqueando y haciendo el ridículo. Pues Godzilla jode el tren donde iba la payasa esta y tiene que ir el novio a por ella. Pero es que poco después, en Tokio, King Kong secuestra a una piba y resulta que es la insoportable Fumiko. Entre el hermano y el novio la acaban salvando, pero si el gorila la hubiera aplastado tampoco hubiese pasado nada... Total que en este momento, dejan a King Kong dormido por el efecto de las bayas narcóticas. Y se enteran de que Godzilla la está liando por el Monte Fuji, asi que a los militares no se les ocurre mejor idea que mandar a King Kong mediante globos a que se pelee con él ¿?¿?¿?¿?. Ni que decir tiene que la pelea final derrocha cutrez por los cuatro costados.

Imagen

La verdad es que la peli es entretenida, pero tiene tantos errores de bulto que hacen que te eches las manos a la cabeza más de una vez. Los monstruos están muy mal hechos, parecen peluches, y King Kong apenas tiene movilidad en los ojos. Las maquetas están curradas, pero se nota a la legua que son maquetas (creo que el blanco y negro ayudaba un poco en este aspecto). Los actores resultan irritantes, empezando por la Fumiko, siguiendo por Mr. Tako, que es el jefazo de Tele Tokio y que también es muy odiable, y terminando por el engreido presentador del telediario de la ONU, dan ganas de que se los coman a todos. Y la historia es lamentable. Pero por todo ello, resulta una peli entrañable...

Reaccions: 

Gojira (Ishiro Honda, 1954)

AKA:
Godzilla / Japón bajo el terror del monstruo
DIRECTOR:
Ishiro Honda
GUIONISTA:
Ishiro Honda, Takeo Murata, Shigeru Kayama
CASTING:
Akira Takarada, Momoko Kochi, Akihiko Hirata, Takashi Shimura, Fuyuki Murakami.
PAIS:
Japón
COMPAÑIA:
Toho Film (Eiga) Co. Ltd.

Con esta película se iniciaba en Japón el género kaiju, en el que el protagonista principal era un monstruo gigantesco. En este caso, comienzan a acontecer una serie de desapariciones de barcos cerca de la Isla de Odo, cuya autoría es achacada a Godzilla, una enorme bestia marina. Para investigar la presencia de Godzilla el gobieno japonés echa mano del paleontólogo Dr. Kyohei Yamane. Al llegar a la isla, encuentra huellas gigantes con un alto contenido radiactivo junto con un trilobites, por lo que intenta explicar la aparición de la bestia como una mezcla de animal prehistórico con material nuclear presente en las aguas.

Imagen

Y es que el terror nuclear del pueblo japonés después de la guerra es parte importante en el argumento de la película. Las víctimas de Godzilla son mostradas con bastante dramatismo y crudeza, estableciéndose un paralelismo entre la destrucción causada por la bestia con los horrores acontecidos en la guerra, principalmente por el ataque con bombas nucleares. Sin embargo, aunque Godzilla es el causante de los ataques sobre la población, no es el eje en torno al que gira el meollo de la película.

Imagen

En primer lugar está el personaje del paleontólogo Yamane, que opina que no se debe matar al monstruo, puesto que se perdería una gran oportunidad para la ciencia. Sin embargo acabar con Godzilla es la única posibilidad de terminar con los ataques. Junto a este conflicto interno de Yamane, está el del Dr. Serizawa, colaborador de Yamane y descubridor de la bomba de oxígeno, un arma mortífera capaz de acabar con Godzilla. Las reticencias de Serizawa a utilizar su arma residen en la posterior utilización de la bomba de oxígeno con fines militares. Por ello, Emiko, la hija de Yamane y su novio Ogata intentan convencerle de que es la única forma de matar a Godzilla.

Imagen

Es cierto que el monstruo no está muy logrado (inferior a los monstruos de las producciones norteamericanas de la época, se podría decir que es un actor disfrazado machacando maquetas), que los actores tampoco están muy allá o que las localizaciones no sean nada del otro mundo, pero esta primera película de Godzilla constituye el inicio de una gran saga de películas y de una forma de hacer cine. Personalmente, creo que es de las mejores de la saga y para nada lenta. Una buena forma de pasar el rato sin artificios con ordenador ni recargados efectos especiales. GODZILLA RULES!!!

Reaccions: 

The House that Bled to Death (Tom Clegg, 1980)


AKA:
La casa que se desangró hasta morir
DIRECTOR:
Tom Clegg
GUIONISTA:
David Lloyd
CASTING:
Nicholas Ball, Rachel Davies, Brian Croucher, Patricia Maynard, Milton Johns.
PAIS:
Gran Bretaña / Estados Unidos
COMPAÑIA:
Hammer Film Productions

"La casa que se desangró hasta morir" o "Las dos cimitarras" (título más desconcertante, si cabe...), es un film infame desde todos los puntos de vista. Aunque quizás para los menos exigentes, la ambientación está lograda, pero claro, es que Inglatelandia, es como una especie de decorado inmenso, apto para todos los films, sobretodo, para los infra-films, necesitados, éstos, de ambientaciones muy especiales.
El argumento nos recuerda a la típica trama sobre una casa encantada, que a raíz, eso sí, supuestamente, del asesinato de una anciana, por parte de su marido, y su posterior despiece para el abonado de la pequeña finca, parece maldita y llena de extraños y perturbadores sucesos.
Si has visto la película entera, puedes seguir leyendo…

Imagen

Entonces, un día, aparece el típico matrimonio, con su adorable hijita. Aparentemente, se nos muestra una familia normal, aunque eso sí, algo andrajosa y bastante sucia. Analizar el detalle del mantel que encuentra el marido en un sucio armario de la cocina, y lo pone bajo los bocatas, mientras desayunan su mujer y su vecina… Los vecinos tienen un papel muy importante, pues 'somos nosotros'… la mayoría de veces, nos identificamos con facilidad con el marido, cuando espía a su vecina, la nueva inquilina, por la ventana, delante de su mujer, sin ir más lejos. Concretamente, la vecina, no para de preocuparse por los nuevos inquilinos, y claro, nos es familiar y próxima, afable e inocente, preocupándose por todo…

El director juega con nosotros, mostrándonos escenas que nos impedirán dilucidar las intenciones reales de estos inquilinos tan peculiares hasta el final del film. La primera escena turbadora para hacernos entender al final, la auténtica realidad, es el detalle del marido, enculando por detrás a su 'esposa' el primer día de traslado, mientras ella le dice… -Ahora no, quedamos en que no… (o algo así…). Tu te preguntas: -¿Por qué no? ¿Acaso están de 'morros'…? ¿o quizás la mujer es muy religiosa…?
Ya, al final del film, te das cuenta del porqué. Así como este detalle, existen un par o tres más, durante toda la película…

Imagen

Al principio de ver el infra-film, y empezar a ver las cosas extrañas que suceden, te imaginas, una peli de esas, en las que pasan cosas alucinantes, sin motivos aparentes. Una peli de fantasía, sin sentido alguno. De hecho, a medida que pasan los minutos, te vas creyendo más, que la película es infame al 100%. Pero al final, atas algunos cabos, y aunque no ves claras, algunas de las escenas, te sorprendes gratamente. Resulta que todo fue un montaje de un editor de novelas y la supuesta 'familia'. De hecho, no son ni familia ni nada, simplemente, son un grupo de gente que estuvieron fingiendo que les pasaban cosas anormales, durante todo el tiempo para la posterior creación de una novela sobre los acontecimientos ocurridos durante su estancia en la casa de los chorreos, y cobrar por la historia un millón de dólares, como mínimo, repartiéndose con el editor, los beneficios.
Aunque, no contaron con el gato...

Imagen

Esta historia me ha recordado el caso de Madeleine McCann, la niña inglesa, desaparecida en Portugal. Se ha especulado mucho sobre el caso, y la verdad, no sé como ha acabado, pero la familia acabó recaudando millones de Libras entre donaciones, y entrevistas, cosa que bueno, extraña un poco.

El resultado final, es infame pero muy ameno. A mi parecer, el ritmo es adecuado, precipitándose quizás en exceso, hacia el final, pero no se puede pedir más a un acertado Tom Clegg y a un repertorio pasable, exceptuando Nicholas Ball, el marido, el cual, no pasa del 2, aunque aquí, en Infra-films, ya ha alcanzado el estatus de actor de culto, por su infame labor de actor de pacotilla. Los vecinos, nos recuerdan a los adorables vecinos de los Roper, ella tan afable, y el, tan pasota.

Imagen

Algunas escenas infames:
  • Will, pintando el mismo trozo de ventana, durante un buen rato; de hecho, ya pinta el mismo madero cuando su mujer va de compras, y al volver ella, al cabo de una hora, todavía está pintando el mismo madero. ¡Extraordinario detalle!
  • Los Corn Flakes encima de la nevera, el primer día que la vecina vuelve a la casa maldita, cuando ésta, ya está reformada.
  • Todos los niños, empapados en tinta roja, durante la merienda de cumpleaños de Sophie. Increíble.
  • La escena, cuando el marido se queda encerrado, el primer día de traslado. ¿También estaba 'preparado'? Infamia pura.

happyman

Reaccions: