Esta Noite Encarnarei no Teu Cadáver (José Mojica Marins, 1967)

AKA:
Esta Noche Poseeré Tu Cadaver / This Night I'll Possess Your Corpse
DIRECTOR:
José Mojica Marins
GUIONISTA:
José Mojica Marins y Aldenora De Sa Porto
CASTING:
José Mojica Marins, Tina Wohlers, Nadia Freitas, Antonio Fracari, Jose Lobo
PAIS:
Brasil
COMPAÑIA:
Ibérica Filmes

Zé vuelve al ataque...
Cuando al final de su antecesora, 'Esta noche me llevaré tu cadáver', Zé acaba muerto, o al menos eso nos hacen creer, en esta nueva entrega de terror brasileiru, empieza el infra-cutre-films con la premisa: 'Está vivo!!!'... mientras nos muestran su cara desencajada, y con los ojos medio salidos. A partir de ahí, te empiezas a preguntar de que irá esta vez, nuestro psicópata brasileño. El doctor del pueblo lo recompone y le cura la vista, y lo primero que hace Zé cuando le sacan la venda de los ojos es soltar una carcajada de esas de lata... 'Juaasss, juas, juas, juas......', Jaaa, jaa, jaa, jaa, ja, ja....

Empezando a recordar y a reafirmarse en su superioridad sobre los demás.
En esta nueva entrega, el tema recurrente de la supuesta superioridad de Zé sobre los demás, se acentúa, mostrándonos el camino que seguirá Zé, en esta y seguramente, sus siguientes secuelas. Preservar esa superioridad y hacerla inmortal es su anhelo más querido, y su fin único.
Cuando Zé, está totalmente recuperado de sus heridas físicas, que no las mentales, sale a la calle, pues un jurado determina que no hay suficientes pruebas, para condenarlo por los asesinatos cometidos en la película anterior. Como el Julián Muñoz, el día que salió de la cárcel, con un nuevo amanecer; el sol ilumina las calles, y Zé se encuentra libre como un pajarillo. La notica de su liberación se extiende muy rápido, y todo el mundo, que anda por las calles, empieza a esconderse en sus casas. El pueblo está horrorizado y es normal, pues el 'notas' de Zé es un enfermo mental de mucho cuidado.

En la peli, podemos apreciar un aumento del 'zinnncccc', pasando de nivel, mostrando el aspecto más 'humano' de Zé: Él tiene muy claro que la civilización, débil y enferma, necesita su ayuda para poder salvarse de las supersticiones y de la debilidad humana. En el fondo, Zé es un trocico de pan... si en realidad, lo hace para un bien supremo...
Bueno, dejando de lado, este desliz, al intentar humanizar a un demente afín al anti-cristo del siglo XX (el innombrable, vamos...), la película gira completamente en torno a la búsqueda total de un retoño que perpetúe su superioridad inmortal, que sea igual que Zé, vamos. Primero empieza a raptar a un grupito de chichas para formar un pequeño harén. Una vez raptadas y puestas en sendas camas, con sabanas de seda, nuestro loco amigo espera a que se duerman para soltar cientos de tarántulas, que poco a poco se van acomodando en los cuerpos semidesnudos de las mozas. Al principio piensas: que coño hace este chalado? pero pronto descubres su lozanas intenciones. Es una sencilla prueba de valor. De repente, una chica se despierta horrorizada al ver todo su cuerpo plagado de arañas, despertando a las demás y formando 'el coro chill-grit', pero una de ellas ni se inmuta. Entonces ves como Zé planeó todo para descubrir cual de ellas era la más fuerte y valiente. Entonces, una vez hecho el descarte, mete a las descartadas en un foso lleno de culebrillas para que se mueran, no sin antes, ser obligadas a ver como Zé se cepilla a la ganadora de tal curiosa prueba. Pero, y no se sabe muy bien por qué, la apta no resiste tanta crueldad, y le pega el latigazo al Zé. Éste, no se enfada con ella y la deja ir, para más adelante pedirle un pequeño favor, pero, como en la anterior peli, se acaba suicidando por no poder cargar con la culpa.

Esta peli es algo diferente de su antecesora, pero cumple con el propósito. Lástima que se acaban repitiendo tics o escenas de la primera, como el hecho de las arañas, el suicidio por parte de una chica, la maldición por parte de otra, el sermoncito en el cementerio, que también es bastante lisérgico, tratando por encima, el tema de la superstición al nivel casual y causal, muy 'Easy Rider'…
En esta ocasión también, Zé se enamora de Laura y esta de él. Lo que hay que ver! Laura está loca por darle a Zé un hijo y en seguida se ponen a ello, pero cuando Laura debe salir de cuentas, empieza a encontrarse mal. Finalmente, el doctor llega a casa de Zé y después de visitar a Laura, le dice que sólo se podrá salvar uno de los dos: Laura o el petit Zeziño...
Zé no duda en quien debe salvar, y Laura tampoco. Podriamos decir que Laura es una entregada a la causa Zé. Pero el doctor no logra salvar, ni a Laura ni al bebé, con lo que Zé acaba por derrumbarse. El hecho de tener Zé, a una seguidora al más puro estilo Carlitos Manson, es nuevo y seguramente, nos abre las puertas para nuevas situaciones, en una supuesta secuela.
Como novedad a tener en cuenta también, tenemos el viaje de Zé al Infierno. Aunque en sueños… El detalle de colorear ese tramo de peli es inquietante. La idea es simple, pero inquietante. En la mente del director, el infierno es a color, en cambio la realidad, en blanco y negro… bueno, dejando esto de lado, las escenas presenciadas por Zé, en tan apartado lugar de su mente son de un nivel infame, sin parangón. Mejor verlo uno y formase sus propias ideas. Aunque no cabe duda de que el LSD tuvo un papel muy importante en este pasaje, pues las cosas que se ven, son tremendamente surrealistas y psicodélicas.
En esta infame entrega, Zé no tiene tanto arte, metiendo mamporros y saltando, aunque algunas escenas como cuando Zé encastra su pipa en la frente de un matón no tiene desperdicio.
Sí, en efecto, esta vez, el Coronel, uno del pueblo decide contratar a unos matones para hacerse con él y acabar con su vida, cosa que al final consiguen. Aunque supongo que volverá a renacer de algún oscuro rincón…

La idea explora más a fondo la propuesta anterior, pero cae en repetir momentos y escenas. Zé es menos fuerte y más 'humano' y cuando muere, deja claro que volverá, con lo que su idea fascista sigue en el aire. Buen detalle de pasar escenas a color, y el actor está más trabajado, aunque creo que debería pasarse por los 'chinos' y comprarse un cortaúñas.

happyman

Reaccions: 

0 Response to "Esta Noite Encarnarei no Teu Cadáver (José Mojica Marins, 1967)"

Publicar un comentario